MI GRAN PASIÓN





Francisco Montás Perozo



Mi gran pasión es conocer y disfrutar de otras culturas y aprender con ellas. Disfruto "soñando e imaginando" mis viajes (aunque nunca cumpla un itinerario previsto), los vivo intensamente y muchos de ellos forman parte de los mejores momentos que he vivido.





Hace casi 30 años que tengo esta pasión, cuando nació a finales de la década de los 80 aún no existían algunas de las facilidades que hoy tenemos para planificarlos. No había Internet, ni tampoco disponíamos de las aerolíneas low cost que han "popularizado" los movimientos por el mundo; así que los que queríamos viajar y un presupuesto pequeño las opciones eran autostop, autobuses e Interrail .


Hoy en día es difícil imaginar planificar y "soñar despierto" con un destino sin utilizar la tecnología, pero aquellos primeros viajes de bajo presupuesto, a veces de autostop y tienda de campaña, desconociendo exactamente a donde iba, casi sin utilizar guías y moviéndonos con mapas y referencias de otros viajeros, son los que han quedado grabados como las grandes experiencias: entre ellos Colombia, Venezuela y las galapagos en Ecuador y miles de kilómetros por Europa en tren incluyendo Marrueco. Decía José Marti "Contemplar la magia de la naturaleza, es sembrar en el alma lo esencial de la vida" estoy de acuerdo con él, la Naturaleza no deja de sorprenderme y maravillarme, no he visto nada hecho por el hombre que sea capaz de igualar la magia de un atardecer o un amanecer.


Los imponentes Alpes o los Apalaches y Rocky Mountain, las Rías Gallegas, las playas de aguas cristalinas del Caribe o Tailandia, la Selva Amazónica de la parte venezolana, son sitios a los que nunca me cansaría de volver... En mis viajes intento equilibrar historia y cultura, tradiciones y creencias; y por supuesto naturaleza, a veces lo consigo otras no, pero lo que si consigo es volver siempre con más experiencias, considero que la Universidad de la Vida son los Caminos del Mundo. Yo seguiré viajando, pero ahora lo haré acompañado de personas, que tenemos los mismos gustos, y les enseñaré los caminos que yo he recorrido.